CONSEJOS ELMA

Ver todos

Beneficios de extraer el aire

La práctica de envasar al vacío es una técnica sencilla que consiste simplemente en extraer del envase en el que hemos colocado nuestros alimentos, todo el aire que lo rodea. Asimismo, conseguimos retardar la aparición de hongos y bacterias, ya que evitamos que se generen las condiciones idóneas de la supervivencia de estos microorganismos perjudiciales para nuestra salud.

Todas las propiedades de tus alimentos

A través del envasado al vacío podremos mantener y conservar todas las propiedades nutritivas de nuestros productos durante más tiempo. Aunque hay que tener en cuenta y desde ELMA aconsejamos que, exceptuando los alimentos que se pueden tener a temperatura ambiente, como las legumbres, el arroz, la harina, etc…, los demás hay que complementar su conservación en frio, bien en la nevera o en el congelador.

Ventajas de envasar al vacío

Con la técnica del envasado al vacío, no sólo logramos preservar nuestros productos en el tiempo, también conseguimos conservarlos de manera higiénica, ya que no permanecen en contacto directo con los cajones y baldas de nuestro frigorífico, ni junto con otros alimentos que puedan afectarles en su olor y sabor original.

Más espacio en el congelador

Otra de las ventajas del vacío es que podemos almacenar nuestra comida en pequeñas porciones y ordenarlas de manera sencilla, ocupando un menor espacio en nuestro refrigerador.