GUÍA PRÁCTICA

Ver todos

Consejo para envasar la harina u otros productos en polvo

Si tenemos intención de envasar al vacío alimentos de pequeños gránulos o en polvo, aconsejamos tener especial cuidado a la hora de realizar el vacío, ya que las pequeñas partículas pueden introducirse en el motor de nuestra máquina en el momento de la aspiración. Para ello recomendamos colocar una hoja de papel de cocina, servilleta o filtro de café por encima del alimento y realizar a continuación el vacío.

Tu pan siempre reciente

En multitud de ocasiones compramos demasiado pan y nos sobra. Si no queremos dejarlo secar para rallarlo con una de nuestras ralladoras Elma, lo mejor es congelarlo y posteriormente envasarlo al vacío. Podrás consumirlo cuando tu prefieras ya que después de dejarlo a temperatura ambiente el pan volverá a tener el sabor y la textura del primer dia.

Ausencia de insectos en los cereales

Si no consumimos frecuentemente la harina o algunos cereales, pueden aparecer en ellos insectos o larvas. Si envasamos al vacío estos productos, eliminamos del entorno del alimento el oxígeno y por lo tanto, evitamos que estos parásitos aparezcan.

Tu pasta “al dente”

Cuando elaboramos pasta fresca y queremos conservarla durante bastante tiempo, lo mejor es cocerla “al dente”, dejar que se enfríe y envasarla al vacío. No tengas en cuenta si la pasta se apelmaza, lo indicado es echarle un chorrito de aceite de oliva y después mezclarla con la guarnición que más te guste.